6.5. El trasplante autólogo

El trasplante autólogo o TASPE consiste en la administración de quimioterapia en dosis altas y la posterior transfusión de las células madre hematopoyéticas del propio paciente, las cuales contienen en la mayor parte de los casos un porcentaje reducido de células con el cromosoma Ph. Algunos pacientes consiguen la desaparición transitoria de estas células tras el trasplante, pero la enfermedad acaba progresando, porque este tipo de trasplante no cura la LMC.

6.4.5. Los trasplantes de intensidad reducida

Uno de los inconvenientes principales del trasplante alogénico es la toxicidad causada por el tratamiento con quimioterapia intensiva, las infecciones tras el trasplante y la enfermedad injerto contra huésped. En un intento de reducir la toxicidad derivada del régimen de acondicionamiento para el trasplante, se han desarrollado esquemas de intensidad reducida. La eficacia a largo plazo de este tipo de trasplantes está demostrada cuando la enfermedad no está en progresión o en fases acelerada o blástica, lo que permite aumentar el límite superior de edad para realizar un trasplante en los pacientes que se consideren candidatos a este tratamiento. Cuando la enfermedad es resistente o está en fase avanzada, continúa recomendándose utilizar un régimen de acondicionamiento más intenso.


Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, null given in /srv/vhost/aeal.es/home/html/dialmc2013/wp-content/plugins/helix/helix.php on line 872

Sabías que…

El Día Mundial de la LMC se conmemora el 22 de septiembre porque el origen de la enfermedad procede del intercambio de material genético entre los cromosomas 22 y 9.