2.2. ¿Cómo se desarrolla la hematopoyesis en la médula ósea?

Las células madre hematopoyéticas solo suponen el 1% de las células que hay en la médula ósea y en función de los diferentes estímulos que reciben se dividen más o menos rápidamente para producir células de la sangre. Las células madre son casi inagotables, a no ser que se dañen por un agente externo, como una infección o una sustancia tóxica o por una enfermedad. Esta propiedad permite que se puedan extraer de una persona células madre para un trasplante de médula ósea sin que se afecte su capacidad de producir sangre en el futuro. Por cada célula madre que se divide en dos, una queda como otra célula madre y la otra pasa a madurar y dividirse muchas veces más para convertirse tras varios días en multitud de células de la sangre. En la médula ósea las células en producción están en contacto con otros tipos de células que les proporcionan nutrientes y estímulos para finalizar su crecimiento. A continuación se explica la función de cada una de ellas.


Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, null given in /srv/vhost/aeal.es/home/html/dialmc2013/wp-content/plugins/helix/helix.php on line 872

Sabías que…

El Día Mundial de la LMC se conmemora el 22 de septiembre porque el origen de la enfermedad procede del intercambio de material genético entre los cromosomas 22 y 9.